Posted by on ene 16, 2015 in |

Nuestra cabeza es aquella parte de nuestro cuerpo que se comunica con nuestro yo superior, es lo que nos hace ser parte de nuestro espíritu. Tenemos que mimarla y cuidarla para que no enferme, para que no entre en esa rueda sin fin del pensar, pensar y pensar.

Nuestros gorros hacen que tu cabeza disfrute del estar. El momento y el fluir hacen que nuestra mente se mezcle con el cariño de cada una de las hebras de lana que acariciamos. Te damos lo mejor que tenemos para que respires ese  aire de las alturas.